La Murcia folklórica y folklorísta en el siglo XXI




La situación particular de la Región de Murcia y su entorno implica una separación, que no está muy clara, en los aspectos de representación y tradición. Son muchas las agrupaciones dedicadas a la "actividad folklorista", mas o menos acertadas, con un fin escénico que demanda de una adaptación para un mejor espectáculo teatral basado en estos bailes, músicas e indumentarias tradicionales, ¡CORRECTO!. Pero confundir la representación con el mantenimiento y evolución natural de esas tradiciones es algo que suena a desconocimiento, y en estos tiempos de tan fácil acceso a todo tipo de información y estudios relacionados no debería de estar pasando. El resultado acaba fusionando el patrimonio inmaterial con la nueva subcultura creada como recuperación de ésta.

Los entornos naturales donde estas tradiciones siguen vivas se están viendo invadidos por la demanda de repertorio, lo que no siempre es bueno, derivado por la falta de rigor documental a la hora de la recopilación y la falta de conocimiento estructural para su evolución. Ésto conlleva una desvirtuación constante de la propia esencia, (ni que decir tiene que el aspecto espontáneo característico se pierde a la hora de representar cualquier pieza) pero con una formación y preocupación por los diferentes elementos sí se colaboraría a su mantenimiento, desde el punto de vista representativo.

Actualmente y para regocijo de nuestra historia, se van viendo una gran cantidad de grupos y particulares certificando bailes, músicas y sobre todo indumentarias mas acordes a la época que se pretende mostrar. Aún así, ya he podido comprobar hasta el desasosiego, que se hace como novedad y no como una preocupación real del campo en el que se actúa, pero algo es algo y ojalá siga despertando interés su conocimiento para los propios componentes de las agrupaciones de representación folklórica.




La tradición evoluciona sola, según los aspectos sociales en los que se encuentre, el ejemplo más claro son los nuevos Encuentros de Cuadrillas que desde los años noventa se empiezan a popularizar por toda la región. Por el contrario, equiparar estas fiestas de nueva creación tradicional con el movimiento folklorista de representación teatral implica la aceptación de la creencia de estar colaborando en su mantenimiento, y nada mas lejos de la realidad. 

SÍ, mantenemos el interés sobre estos temas hacia un público neófito deseoso de identidad y pertenencia. SÍ, colaboramos en mantener viva la llama de unos espectáculos de sabor popular. SÍ, nos asociamos alrededor a unos gustos personales que intentan sobrevivir sobre estas tradiciones, pero NO mantenemos ni divulgamos ningún tipo de tradición ancestral, sobre todo por la poca seriedad y permisividad que hasta el principio de este siglo XXI ha existido dentro de las imnumerables agrupaciones creadas para tal propósito.

Debemos ser autocríticos y aceptarlo. La pertenencia, por mucho tiempo que sea, a cualquier tipo de agrupación folklorista no nos da las garantías de su conocimiento. Para eso está el estudio serio, objetivo y científico de los que sí se han preocupado en realizarlos. que por suerte cada vez son mas abundantes y aclaran muchos "tópicos-típicos" que hemos realizado por desconocimiento (titular piezas de baile ó música por su localización, traje de lujo-traje de labor, denominar y estandarizar ropas según la localización de ésta, no distinguir géneros músicales, romper estructuras tradicionales con afán de un mayor espectáculo, etc). 

Separar la representación de la propia tradición es algo necesario y urgente para no seguir subculturizando unos aspectos tan ricos y patrimoniales que corren el peligro de extinguirse. Somos privilegiados en mantener este patrimonio, ¡cuidémoslo!.

Miguel Ángel Montesinos
13/01/2017

Puedes seguir leyendo sobre esta serie de artículos
La Murcia folklórica y folklorísta en el siglo XXI (El Baile)
La Murcia folklórica y folklorista en el siglo XXI (Baile: Influencias y Calidad de Representación)
La Murcia folklórica y folklorísta en el siglo XXI (Nombrar piezas de representación)
La Murcia folklórica y folklorísta en el siglo XXI (Representación asociativa)